GRUPO LIAN: UN CASO DE ÉXITO EN EL QUE LAS DIFICULTADES HAN SIDO IMPULSORAS DE IMPORTANTES TRASFORMACIONES Y DE GRANDES LOGROS

Aliados de Negocio

Sin duda, Grupo Lian respira diferenciación, un camino que no ha sido fácil. Para Lino Rojas Vargas, y su equipo, las dificultades se han apropiado como esos peldaños que hacían falta para impulsar a la compañía al siguiente nivel
a partir de la reinvención y consolidar así grandes logros.

Como lo recuerda Lino Rojas Vargas, socio fundador y gerente general de LIAN: “en el año 2009 me inquiete por la creación de empresa y generación de empleo en la región; vi una gran oportunidad en la recuperación de cartera, ya que en nuestra ciudad no existía una empresa que se dedicara a ofrecer este servicio”, de allí nació GESTION Y SOLIDEZ EN COBRANZAS EU. Sin embargo, por diversas circunstancias, la empresa nunca floreció como se quería.

En el año 2016 mi esposa, la ingeniera Andrea Salazar Vega me propuso que nos reinventaramos y nos enfocáramos en la recuperación de cartera en la etapa prejurídica y jurídica, e iniciar a cumplir el sueño, de allí nació GRUPO EMPRESARIAL LIAN.

De forma muy clara lo explica Lino Rojas Vargas: “La estrategia era simple, debíamos escuchar a nuestros colaboradores e identificar como podríamos volvernos fuertes en la recuperación de cartera prejurídica y jurídica. Al escucharlos descubrimos que había dos cosas que debíamos transformar dentro de la gestión de cobranza: tener presente sus sueños y crear una cobranza relacional. De allí nace el sueño de LIAN -Trascender en cada colaborador, influenciar y aportar al cumplimiento de sus sueños; construiremos bienestar para todos-”.

Lino Rojas Vargas, gerente general de LIAN nos comparte esos aspectos estratégicos que han guiado su caminar empresarial para que sirvan de inspiración a muchos otros empresarios en el abordaje de mejoras en su modelo de negocio que les permita retomar rápidamente la senda de crecimiento.

¿Cuáles son esos aspectos diferenciadores de su modelo de Negocio, que se constituyen en impulsores de su éxito empresarial?

“El liderazgo y el carácter; tenemos la certeza de que las personas no renuncian a las empresas, renuncian a sus malos líderes. Es por ello que le hemos dedicado un gran espacio en nuestra compañía a la formación de líderes catalizadores; hombres y mujeres que a diario forman su carácter, teniendo claro que la meta es más importante que la participación individual; asegurando una banca de apoyo firme, dirigiendo a otros correctamente, ayudándoles
a alcanzar todo su potencial. Eso significa estar a su lado, animarlos, cederles poder y ayudarlos a triunfar. El Grupo LIAN se abre espacio cada día más en el mercado de la cobranza, lo hacemos con paso firme y seguros de nuestro actuar. Hemos creado modelos de entrenamiento para que los líderes de nuestra compañía se puedan desarrollar, capacitar para el triunfo y crear carácter; nada levanta más la moral que el éxito, invertimos en nuestros compañeros de
equipo, les ayudamos y de esta manera la empresa triunfa”.

¿Cuál son los mayores retos y desafíos de la Gerencia para este año de crisis por la Pandemia?
“Con nuestros colaboradores: mantener la moral alta, comunicar de manera clara el sueño y la visión de la compañía, asegurarnos de establecer y mantener una conexión con cada uno de los integrantes de la familia LIAN, esto les permitirá mantenerse enfocados. Debemos comunicar los triunfos, por pequeños que sean, hacerles saber que cada triunfo obedece al precio que ellos han pagado por construir bienestar para todos, alentarlos a seguir haciendo lo correcto. De igual manera no podemos olvidar que en algunas ocasiones debemos eliminar aquellos aspectos y/o personas que dañen o afecten la moral alta y por último debemos dejar que nuestros líderes dirijan, por ello para LIAN es importante que nuestros colaboradores se encuentren en una constante formación y/o entrenamiento a fin de aumentar el liderazgo del equipo.

Con nuestros clientes: Mantener la confianza, superando sus expectativas de manera sistemática. En el mes de mayo me hice una pregunta ¿Qué desean nuestros clientes?, rápidamente me comuniqué con cada uno de ellos y les trasmití mi inquietud. Recopilé sus respuestas y finalmente concluí que ellos desean confianza, la cual trae consigo resultados excepcionales y cumplimiento de objetivos. Es por ello que LIAN cada día supera sus expectativas y genera confianza”.

Al momento de elegir una empresa de cobranza, cuáles serían esos principales atributos que no pueden faltar

“Calidad humana, liderazgo, perseverancia, que haya un sueño y/o visión clara del impacto que logrará la compañía con el paso del tiempo, identidad de la compañía por medio de principios y/o valores definidos ya que estos les añaden
valor a los miembros del equipo. Por supuesto no puede faltar un sistema que como resultado genere confianza en quién la ha depositado.

LIAN ha diseñado su SISTEMA integrado por 5 pilares de valor:

1. Identifica tu ADN. Hemos rediseñado el concepto de cobranza, somos: negociadores, conciliadores, facilitadores, donde devolvemos la tranquilidad a nuestros morosos.

2. Objetivos claros. Compartimos diariamente nuestros objetivos, empresariales como personales.

3. Actitud Vencedora. No es suficiente una actitud positiva, se requiere de una actitud vencedora para contrarrestar los momentos turbios, de allí el pensamiento estratégico y el trabajo en equipo.

4. Mide. Lo que no se mide no se controla, y lo que no se controla no se mejora.

5. Perfecciona. Debemos repetir el ciclo y perfeccionar nuestro actuar, esto nos conducirá siempre al éxito”.

Sin duda, la recuperación empresarial necesitará abordar mejoras profundas en la capacidad de gestión gerencial de los empresarios... ¿Cuáles serían esas tres recomendaciones que le haría a una empresa, como primeros pasos para comenzar con su recuperación y salir de la crisis?

“En primer lugar, conexión entre empresarios y empleados para sacar el proyecto adelante. (compartir la brújula). Ponga a sus colaboradores primero, al hacerlo les estará enviando un gran mensaje ¡tu vida me importa!, hay que preguntarles por sus sueños, y ayudarlos en su consecución. Cuando se hace esto, se logra conexión con nuestros colaboradores, finalmente nadie lucha por un sueño si no se ve inmerso en él, recordemos que cada colaborador tiene un lugar donde dar lo mejor de sí. Enfóquese en ayudarlos y ellos le ayudarán a usted.

En segundo lugar, mantener la visión ante las circunstancias para que las nuevas empresas no desistan de continuar y para que las antiguas no crean que ha llegado su final. Deben reinventarse y reestructurar las estrategias de cada negocio dependiendo del cliente final. Si siguen haciendo lo mismo, obtendrán el mismo resultado.

Finalmente, resolución de problemas. Los líderes debemos
pensar en el nosotros, por ello debemos estar siempre cerca de las personas a las que se lidera. Al escuchar y ver lo que a ellos les afecta también nos debe afectar, esto nos llevará a tomar buenas decisiones. El COVID nos recuerda que somos líderes en construcción, todos los días nos enfrentamos a problemas, lo importante es poder resolverlos de manera satisfactoria, los problemas no pueden quebrantarnos, son oportunidades. Por ello debemos mantener un sentimiento de alegría y pensar en no abandonar y menos en rendirnos, ¿tardaremos? Posiblemente, pero prevaleceremos”.