CONSTRUYENDO LA INTELIGENCIA de la nueva humanidad

Compartir en: 

El mundo avanza hacia la genómica, la ciencia de los materiales y la robótica, como tres fuerzas que liderarán la construcción de la inteligencia de la nueva humanidad

La tecnología se ha convertido en el detonante para que tres grandes campos científicos: la genómica humana y animal, la nanotecnología y la robótica, se unan en sí mismas para dar vida a una potente industria: la Industria BioTech, que liderará los grandes avances de la humanidad y la inteligencia artificial en la siguiente década.

La industria BioTech, está atrayendo importantes capitales de los grandes visionarios y estrategas del mundo, como eje transversal de su ventaja competitiva y especialmente como fuente de generación de gran riqueza económica y especialmente social, en momentos en que no dan espera los históricos reclamos de las poblaciones menos favorecidas, envueltos en fuertes protestas eco-ambientales, sociales, políticas y raciales, en todo el mundo.

El avance exponencial del poder de la inteligencia artificial y la robótica, han permitido a los científicos comenzar a desentrañar los mayores misterios de la humanidad: el código genético. Este es el nuevo campo de la genómica, una ciencia muy joven, que sin duda tendrá un crecimiento exponencial, en momentos en que mutan cepas más fuertes del Covid que hacen colapsar los centros de salud en todo el mundo y aparecen nuevas y raras infecciones como el Hongo Negro. Los antibióticos fueron realmente transformadores, pero su efecto se limitó a las enfermedades infecciosas. La genómica tiene el potencial de ir mucho más allá y desbloquear un código más potente, llevando así a otro nivel nuestras concepciones sobre lo que es posible.

Una nueva técnica llamada CRISPR permite a los científicos editar secuencias de ADN para que puedan, por ejemplo, desactivar genes clave en un virus VIH, desactivar otros en enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, corregir enfermedades desde el desarrollo embrionario, crear nuevas vacunas, o reprogramar ADN de levadura para crear productos petroquímicos que sustituyan los plásticos. A su vez la robótica contribuye con el uso de planos digitales que definen cada característica de una persona, incluida la altura, el peso, el color de los ojos y el envejecimiento.

Por su parte, las nuevas empresas BioTech están incorporando soluciones blockchain con procesos seguros de almacenamiento y acceso universal a los datos y hallazgos, para acabar así con las preocupaciones de privacidad, veracidad y seguridad en torno a los datos genómicos humanos, garantizando a la par que los avances científicos y la data de secuenciación esté actualizada y disponible al servicio de toda la humanidad, mientras el tiempo y los costos de las investigaciones disminuyen rápidamente.

Los científicos de todo el mundo celebran que gracias a los avances de la industria BioTech, el simple acceso a la potencia informática necesaria, se han podio ya secuenciar miles de millones de nucleótidos individuales.

Es así como la tecnología blockchain permitirá la comparación instantánea de la información genómica de virus, bacterias, y tumores con una base de conocimiento universal integral, de ensayos clínicos, medicamentos probados, revisiones de la literatura y experiencia médica, que favorecerá desde una simple consulta médica para recetar soluciones de tratamiento o la compleja comparación de perfiles de ADN para verificar la compatibilidad, hasta la aplicación de planes de tratamiento personalizados para pacientes con comorbilidades, a menor costo y mayor efectividad; hasta la transformación de los modelos de atención en salud y la construcción de políticas públicas más efectivas para las poblaciones más vulnerables.

Nanotecnología la salvación de los ecosistemas naturales

Ante los devastadores efectos de la explotación de los ecosistemas naturales, y gracias al impulso de las BioTech, la nanotecnología resurge como la ciencia que permitirá que el mundo esté a punto de diseñar materiales con las propiedades que se necesitan, frenando la extracción discriminada de la naturaleza.

Una amplia gama de nuevos materiales físicos aparecerán en la próxima década, como puntos cuánticos, para revolucionar los dispositivos electrónicos, desde computadoras más eficientes hasta televisores más baratos y más nítidos. Por ejemplo, el grafeno, un material de nanotecnología, se puede usar para fabricar una amplia variedad de productos, desde prótesis súper fuertes, pero increíblemente livianas, hasta alambres superconductores.

De seguro, la problemática en la que se ha visto inmersa la industria de fabricación de chips con una capacidad de producción que está lejos de atender la creciente demanda de un mundo que se volcó al home office digital, está encontrando en las Biotech las tan añoradas soluciones para millones de aficionados de los video juegos, hasta los furiosos fabricantes de productos tan básicos como teléfonos móviles, ordenadores, coches, aviones, equipos médicos o electrodomésticos, que han tenido que limitar su producción por esta escasez de chips que ha generado ya miles de millones en pérdidas en diversos sectores de todo el mundo.

Sin embargo, se espera que los cambios más revolucionarios se den a nivel de las células solares

Mientras que hoy, la energía solar está luchando por ser viable, en el futuro nuestra energía podría costar mucho menos, aproximadamente la mitad del precio actual en diez años y solo una quinta parte en 20 años. Considerando que el gasto en energía representa aproximadamente el 8% del PIB mundial, el potencial para tener un gran impacto en la productividad es inmenso, sin mencionar su aporte en la detención del calentamiento global.

Las BioTech y el Bitcoin

La minería de las criptomonedas, término referido a las enormes cantidades de energía para el mantenimiento, refrigeración y funcionamiento de las máquinas que utilizan los sistemas informáticos masivos que resuelven millones de cálculos complejos cada segundo para validar transacciones en la red de Bitcoin, está incrementando exponencialmente la huella de carbono y profundizando la problemática de los combustibles fósiles por la motivación económica que ha hecho resurgir prácticas devastadoras como la extracción ilegal de carbono. Y es aquí donde las BioTech enfrentan uno de sus principales desafíos, pero al mismo tiempo grandes oportunidades de adentrase a nuevos campos de actuación que encuentran en las presiones regulatorias sus principales detonantes.