¿A qué segmentos le apuestan las entidades crediticias? ¿cómo influye su mezcla de portafolio en su calidad de cartera?

Los segmentos de mercado definidos y la composición del portafolio por tipo de cartera, resultan factores determinantes de la calidad de la misma y del nivel de riesgo que cada entidad gestiona en el día a día de su operación. Según los resultados de la Encuesta Trimestral sobre la situación del crédito en Colombia con corte a marzo de 2018 que presenta cada trimestre el Banco de la República, las entidades crediticias exhiben diferentes razones para priorizar la colocación o atender con mayor interés un nicho de mercado en particular: Para los bancos, un menor riesgo es lo más importante (68,8%), mientras que para las compañías de financiamiento una mayor rentabilidad es más relevante (88,9%). Para las cooperativas la razón principal es la conservación de su nicho de mercado (75,0%).

Según la encuesta sobre las condiciones necesarias para aumentar la oferta de crédito, todos señalan como factor principal un mayor crecimiento de la economía. Otros aspectos mencionados por las entidades son el mayor capital de los EC, la mejor información de la capacidad de pago de los deudores y mayores tasas de interés de los préstamos.

En un contexto de desaceleración económica, donde el volumen del crédito registra un crecimiento bajo, acompañado por un mayor deterioro de la cartera y la consecuente estrechez de los márgenes de rentabilidad, se vuelve vital entender hacia cuales segmentos se deben dirigir los esfuerzos y recursos para maximizar la generación de valor.

Del total de cartera de los establecimientos crediticios con corte a marzo de 2018, el 55,3% está colocado en cartera comercial; le sigue consumo con el 28,8%; y vivienda y microcrédito participan con el 13,1% y 2,8% respectivamente.

Revisemos en esta primera aproximación, hacia cuales segmentos de mercado dirigen sus esfuerzos y recursos las entidades crediticias en Colombia y cómo les va con la calidad de su cartera con esta mezcla de portafolio.

 ¡¡ Que Viva el Consumo!!

Lo Nuestro: la Financiación Productiva