La Banca mexicana hace parte de la solución apoyando los deudores de crédito

En 2021 Ciclo de Riesgo SUMMIT

Edición impresa

Compartir en: 
Asociacion de Bancos de México
  • En su habitual conferencia de Prensa del pasado 20 de mayo, la Asociación de Bancos de México ABM, la banca reitera su postura de trabajar en equipo con todos los actores del país, y busca soluciones a los problemas económicos derivados de la contingencia sanitaria por el COVID-19. 

  • El programa de apoyo a la liquidez de los clientes de la banca suma más de 7.9 millones de créditos, en la primera quincena de mayo.

El programa de diferimiento de pago de capital e intereses que se anunció en Mëxico el pasado 26 de marzo, consistente en apoyar a los clientes en diferir sus créditos por cuatro meses y hasta seis meses, y según cifras al corte del 15 de mayo, suman ya 7.9 millones de créditos, que favorece a más de 3.2 millones de créditos para Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyME) y personas físicas con actividad empresarial; 2.7 millones de usuarios de tarjeta de crédito; 962 mil créditos de nómina; 606 mil créditos personales; 281 mil hipotecas; y 219 mil créditos automotrices.

Además, 25 entidades federativas han aportado garantías por más de 6 mil millones de pesos, para potenciar los recursos disponibles para crédito a las PyME.

Las cámaras empresariales podrían sumarse a este esquema y aportar recursos como garantía para impulsar el crédito, manifestó la Asociación de Bancos de México, quien resaltó además que la banca  se encuentra sólida y solvente; su índice de capitalización (ICAP) ha sido el más alto en los últimos 7 años.

Con corte al cierre de marzo, el crédito al sector privado creció en un 10.4% en el primer trimestre, en términos nominales, comparado con el mismo periodo del año anterior. Por el tipo de cambio y la depreciación, esto se traduce en un crecimiento nominal del 6.3%.  Por su parte, el crédito al consumo creció el 3,5%.  Las tasas más altas son las de Adquisición de Bienes de Consumo Duradero (el 91% es crédito automotriz), que crecen al 8,8%.

El 30% del crédito empresarial se encuentra en dólares y se concentra en las grandes empresas (corporativos).

La colocación de créditos con Nafin y Bancomext, del primero de enero al 15 de mayo, creció un 38% comparado con el mismo periodo del año anterior, que se traduce en 28.6 mil millones de pesos. Al cierre de marzo, el crédito de la banca con el Infonavit aumentó un 30.3% en comparación con el primer trimestre de 2019, para alcanzar un total de 18.2 mil millones de pesos. 

La captación bancaria mantiene su tendencia positiva: 12.8% anual en marzo 2020.

El índice de capitalización de la banca es el más alto en los últimos 7 años, desde el abril de 2013: 16.3% a febrero de 2020.

Índice de Morosidad

Gracias al programa de diferimiento de pago de capital e intereses, los Índice de morosidad  (cartera de crédito vencida/cartera total) en México se incrementan levemente, pasando del 2,1% en marzo 2019 a  2,3% de marzo 2020;  aunque es claro que aún no reflejan el deterioro real de la crisis teniendo en cuenta que los créditos están congelados.

El Comparativo de cifras al cierre de marzo de cada año, y según la última información disponible de la CNBV, muestra un  ïndice de morosidad para la cartera de vivienda de 3.1% al cierre de marzo de 2020, frente al 2,6% de marzo de 2019 y 2,7% de marzo de 2018. 

La cartera de consumo cerró a marzo de 2020 con un  ïndice de morosidad de 4,5% , frente al 4,3% de marzo de 2019 y 4,5% de marzo de 2018. 

El ïndice de morosidad para la cartera de Empresas se situó en 1.9% frente al 1,6% y 1,7% de marzo de 2019 y 2018, respectivamente. 

Por su parte, la Banca se muestra  sólida; con una cobertura de reservas a cartera vencida de 1.5 veces y un  índice de liquidez de 208%

Con estas cifras, la Asociación de Bancos de México  manifiesta su compromiso con sus clientes, el desarrollo económico y la estabilidad financiera del país.