PERSPECTIVA ECONÓMICA 2020 / 2021

Aliados de Negocio

Compartir en: 

En opinión de Luis Fernando Mejía, Director Ejecutivo de Fedesarrollo, están serán las principales variables que marcarán el cierre económico de los años 2020 y 2021 en Colombia.

• Las proyecciones de crecimiento global para 2020 se han reducido en los últimos meses como consecuencia
del COVID-19. Se espera una caída del PIB mundial entre 4,4% y 5,2%.

• La actividad económica de los principales países de América Latina se ha recuperado en los últimos meses tras su fuerte caída en abril. Colombia sería el tercer país con la menor pérdida de PIB como resultado del COVID-19 y se recuperaría en 2021.

• Dados los choques en el precio del petróleo y los efectos del COVID-19, esperamos que el precio del Brent en 2020 se ubique en $42 y entre $44 y $47 en 2021. La tasa de cambio alcanzaría $3.712 en promedio en 2020 y entre $3.569 y $3.651 en 2021.

• De febrero a abril hubo un incremento en el riesgo en países emergentes que posteriormente se corrigió. El riesgo país de Colombia permanece entre los más bajos de la región.

• Esperamos que la economía colombiana presente una contracción de -6,5% en 2020 y se recupere hasta alcanzar un crecimiento de 4,4% en 2021.

• Ante un menor crecimiento económico y vulnerabilidad en los empleos, esperamos que la tasa de desempleo se ubique en 16,3% en 2020 y se recupere hasta un 11,1% en 2021.

• Frente al deterioro en los empleos y el bajo crecimiento económico esperamos que la pobreza monetaria aumente al rango entre 41,9% y 43,9% para 2020.

• Los ingresos por concepto de remesas al país presentaron una caída importante en abril, sin embargo, se han recuperado hasta niveles superiores a los registrados previos a la crisis del Covid19.

• Los ingresos totales del presupuesto nacional pasarían de 14,7% en 2020 a un promedio de 16,0% en 2022-2024. En ausencia de medidas adicionales tan solo alcanzarían un promedio de 14,2% del PIB.

• Los gastos totales del Gobierno Nacional Central se ubicarían alrededor del 19,8% en el mediano plazo. El gasto de emergencia exhibiría inflexibilidades en 2021.

• El déficit fiscal se ubicaría alrededor del -8,9% en 2020 y -7,8% en 2021. Bajo este escenario, la deuda bruta disminuiría a partir de 2022 hasta ubicarse en 62,8% del PIB en 2024.

Por su parte, Mauricio Santa María Presidente de Anif, llama la atención sobre estas variables, como de alto impacto en el momento económico del país.

• Colombia tenía un déficit fiscal estructural de al menos 2% del PIB. Debido al impacto generado por el SARS-CoV-2 ese faltante se incrementó a 8-10% del PIB para 2030.

• La crisis del SARS-CoV-2 dejará secuelas en el bienestar de los colombianos como el incremento de la pobreza, por eso es fundamental recuperar los ingresos de los hogares. El porcentaje de personas en pobreza creció entre 2018 y 2019 (34.7% vs. 35.7%). Nuestras estimaciones muestran que para 2020 este porcentaje puede estar alrededor del 42,6%. Equivale a 3.6 millones de personas adicionales, para un total de 21 millones de colombianos que sobreviven con menos de $334 mil al mes.

• La indigencia, según nuestros cálculos, podrá estar en 12,8% en 2020. Así, 6,3 millones de personas (1,6 millones más que en 2019) estarían viviendo con al menos $140 mil al mes.

• Año tras año ha incrementado el costo fiscal de las exenciones tributarias. En 2019 alcanzaron 8.7% del PIB. El costo fiscal de las exenciones del IVA equivale a $75 billones (7.1% del PIB).

• En las últimas 3 décadas ha habido 20 reformas tributarias (en promedio una reforma cada 1,5 años).