La disfunción generada por el reglamento administrativo en contra de la ley

Aliados de Negocio

Compartir en: 

A medida que el Decreto 1154 de 20 de agosto de 2020 (E-Factura y E-Factoring), destruyó lo que el mismo gobierno y el Congreso habían hecho, quedaron al borde del camino graves situaciones, que el Ejecutivo (Ministerios de Hacienda y Comercio, Industria y Turismo)no han dicho una palabra.  Más absurdo aún, tampoco se han pronunciado al día de hoy, la ANDI, FENALCO y ASOBANCARIA.
Minhacienda no puede omitir que el Decreto 1349 de 2016, prevé la existencia de los Sistemas de Negociación Electrónica, a los que solo les hace falta su reglamento, y por ahí es que se tiene que desenredar el nudo, porque nadie entiende que el RADIAN pueda funcionar sin la existencia dentro del mercado básico de E-Facturas y E-factoring, previsto por el Decreto 1349 de 2016 precisamente para colaborar desde el sector privado en la tarea de materializar las transacciones entre proveedores, pagadores, cesionarios y entidades financieras que participan en el comercio de los títulos antes mencionados.  Esa es la base del sistema de facturas cuyo origen se inicia en “las plataformas electrónicas administradas por personas jurídicas de derecho privado”.
El citado decreto, en cuanto a los sistemas de negociación electrónica se refiere, y específicamente a aquellos aspectos de que trata el artículo 2.2.2.53.16 está vigente, y no puede desaparecerse.

Medellín, diciembre 03 de 2020

EDUARDO RINCON HERRERA

Presidente Ejecutivo