Proyecto que regula cobranza extrajudicial en CHILE, aprobado en Cámara y avanza a segunda instancia

En 2021 Ciclo de Riesgo SUMMIT

Edición impresa

Compartir en: 

El día de ayer dos de septiembre, la Sala de la Cámara de Diputados de Chile aprobó el proyecto,  (boletines 13468 y 13573), que modifica la Ley 19.496, que establece normas sobre protección de los derechos de los consumidores, en materia de límites a la cobranza telefónica de créditos de consumo.  El proyecto limita la cantidad de llamadas que podrán realizarse a cada cliente: una diaria efectiva, en periodo normal, y dos veces al mes, en periodos de pandemia.

Luego de la aprobación ayer en la Cámara avanza así a segundo trámite legislativo en el Senado para , de ser aprobado, convertirse en Ley. 

El polémico proyecto, aprobado en Cámara con 138 votos a favor y 12 abstenciones, ha despertado mucha preocupación en la Banca y las Empresas de Cobranza, por que pone en riesgo la calidad de la cartera y puede fomentar la cultura del no pago.   Para los parlamentarios  la cobranza afecta la salud mental de las personas que no pueden, en el actual contexto, pagar sus deudas. Algunos parlamentarios manifestaron su deseo que debiera ser de carácter permanente, dado que las empresas de cobranzas se han convertido, según ellos, en un “verdadero acoso” en su actuar.    

El artículo 37 de la ley  19.496, define  exigencias de información a los originadores de crédito de consumo, que deben entregar a sus clientes como requisito ; además regula la etapa de cobranza  pre-jurídica  y las modalidades y condicionantes aplicables al caso, tanto para el proveedor como para la empresa a la que se le delegue la tarea de cobranza. 

Una de las nuevas disposiciónes del artículo 37 establece que, “en el proceso de cobranza extrajudicial no podrá realizarse más de un llamado diario por cliente de comunicación efectiva”. Por su parte,  y mientras dure el estado de excepción constitucional de catástrofe por calamidad pública por la pandemia de Covid-19, (decreto supremo 104, del 18 de marzo de 2020), el tiempo en que este sea prorrogado y los 60 días posteriores a su término, las llamadas o visitas de cobranza extrajudicial “podrán realizarse a cada cliente solo dos veces al mes”.

¿PARA ATRÁS COMO EL CANGREJO?

Si bién la medida busca proteger la tranquilidad de la población, un modelo de gestión y recuperación de cartera transparente, sin trabas y eficiente, es la base de cualquier sistema financiero competitivo e incluyente.  La  falta de garantias al momento de recuperar los créditos otorgados, significa un retroceso que siempre castiga al mercado con mayores tasas por mayor riesgo y termina a largo plazo perjudicando a la población que dice proteger.

Sin duda este es un tema en el que los políticos ganan popularidad y votantes, por lo que la votación en el debate, como se esperaba, fue mayoritaria; sin embargo era evidente que muchos diputados en el fondo, realmente no estaban entendiendo el alcance de una medida como esta, llevando a Chile a retroceder frente a las mejores practicas internacionales.

Como ya lo hemos advertido en otros temas de este corte: "Unas populistas y otras de buena fe, lo cierto es que algunas iniciativas en vez de promover la protección del consumidor,  y la inclusión financiera, la frenan y la cargan de costos y riesgos innecesarios, teniendo en cuenta que elementos como la incertidumbre o la falta de información histórica, o la falta de garantias para ejercer el derecho a la cobranza de la cartera expuesta en riesgo,  de inmediato eleva las condiciones de riesgo de cualquier operación crediticia  y por ende los costos que se ven reflejados en mayores tasas de interés, mayores exigencias al momento de otorgar nuevos créditos y mayores provisiones ante eventuales crecimientos en la siniestralidad de cartera, resaltando la importancia de la cartera como el activo más valioso de las entidades crediticias que a su vez sustenta la sostenibilidad de la intermediación financiera y respalda el ahorro de millones de chilenos. 

No hay que ver muchos debates para concluir que definitivamente estamos gobernados por personas que poco entienden de lo que hablan.   Repiten sin la más mínima profundidad, legislan sobre la casuística, sobre la noticia pasajera, sobre el encabezado amarillista de la prensa. 

LA CARTERA ES LA BASE DE LA ESTABILIDAD FINANCIERA EN TODOS LOS SECTORES

Es de resaltar también que la financiación no es exclusiva del sector financiero, las cooperativas o microfinancieras y es en realidad transversal a todos los sectores de la economía y tamaños de empresas, por ejemplo el comercio, el retail, los servicios públicos, los telcos, las ventas multinivel, los fondos de empleados. En la mayoría de actividades productivas o de servicios, el otorgamiento de crédito se constituye en dinamizador de las ventas y en herramienta para tener acceso a nuevos mercados, Por su parte la sana rotación de la cartera es la base de la estabilidad financiera sostenibilidad y competitividad.

Por otra parte, los mensajes y discursos que se generan alrededor de estas iniciativas construyen en la población un imaginario peligroso equivoco y la falsa creencia que las entidades que tuvieron a bien confiar y otorgar la financiación son las responsables de los inclumplimientos o de malos reportes que lleguen a tener los personas.

Recordemos que la cartera y las deudas son parte de una cadena. Por eso las obligaciónes necesitan hacerse liquidas dentro de los plazos originalmente pactados por que hace parte de la cadena de pagos del prestamista, por ejemplo pagar ahorradores, pago de nómina, pago de arriendos, compra de inventario y pago de proveedores, entre otros.

Mientras la mayoría de países avanzan,  Chile se acerca a esas 26 economías que tomaron medidas que crearon nuevos obstáculos para su competitividad y crecimiento, incrementando sus costos y su riesgo.