Informe Económico Bancario Regional de FELABAN

Compartir en: 

Como una visión general de entorno, en momentos de grandes retos,  no sólo sanitarios,  sino políticos y económicos, la Federación Latinoamericana de Bancos FELABAN, presenta su último informe económico bancario regional,  dentro del marco de unas condiciones financieras globales desafíantes, resaltando el retorno de la inflación en EEUU y quizás en América Latina según algunos datos que la Federación vislumbra que se van consolidando en la región. 

El informe profundiza además en cifras sobre la pandemia y sus efectos en la contracción económica para los meses de abril marzo y mayo de 2021 y antepone algunos obstáculos para la vacunación en el mundo y en América Latina.

Para terminar presenta los resultados de los bancos mas grandes del mundo en Wall Street y su comparación con el desempeño de los bancos latinoamericanos que cotizan en bolsa,  y se detiene en algunas cifras sobre las tendencias del crédito y la calidad de cartera, más o menos comparables, en la medida de lo posible, dadas las diferencias que se mantienen en algunos países a nivel de clasificación de cartera vencida.   

Resalta el informe, el hecho que en el período de la pandemia, la banca ha tenido que sobrellevar una recesión sin límites en la región, la reducción de la actividad crediticia y los compromisos con los créditos han tomado un rumbo complejo.  Es razonable decir que la oferta de crédito se hace mucho más sensible a los análisis de riesgo y por dicha razón, resulta complejo aprobar nuevas peticiones. Algunos han mencionado que el crédito es necesario, para la reactivación económica. Sin embargo, también es claro que el período de tal proceso solo podría consolidarse si la incertidumbre asociada al virus se apaciguara. Por el contrario,  resalta Felaban que los picos de enero de 2021 y abril mayo reciente, solo han contribuido a golpear más la confianza en una reactivación de corto plazo. En se sentido para muchos es claro que se afronta un periodo de crisis crediticia, donde la oferta y la demanda de crédito enfrentan dificultades estructurales que impiden un mejor desempeño en el corto plazo.

La dinámica crediticia es una de los indicadores que toma el pulso de la economía y dificulta mucho pensar en una recuperación sostenida. Sin embargo, es claro que aquellos países que utilizaron la combinación de liquidez de la política monetaria, con programas de garantías estatales y fondeo de la banca de desarrollo doméstica pudieron mejorar tanto los desembolsos, como el manejo y mitigación del riesgo financiero asociado. Perú, Brasil, Uruguay, Colombia son algunos de los casos a destacar en ese sentido. Por el contrario se ha mencionado que en algunos casos el papel de la banca de desarrollo ha sido tímido para estimular la demanda y buscar mejores alternativas al momento de riesgo que enfrentan las empresas.

Hay que decir que buena parte del activo se recompuso en función de la inversión de portafolio. Esto seguramente se debe a que la cartera perdió dinámica, y que, las inversiones de portafolio, públicas y privadas adquirieron mayor importancia para la política monetaria de muchos países, cuyos bancos centrales, aumentaron el espectro de títulos públicos disponibles para usar como activo colateral en el acceso a la liquidez ordinaria de última instancia. Una importante necesidad de dicho tema tiene que ver con el aumento de los depósitos durante el año 2020. Muy seguramente por motivos pre-cautelativos, los depósitos líquidos y de corto plazo crecieron; en la región en promedio a tasas nominales del 29%.

 

Hay que mencionar que la baja de las tasas de interés de política monetaria, en casi todo el mundo, la menor dinámica de cartera, el aumento de la morosidad, las provisiones ha llevado a una reducción de las utilidades. El sector bancario latinoamericano en diciembre de 2020 registra utilidades 41.7% menores en que diciembre de 2019. En ese sentido la rentabilidad se ha visto afectada en prácticamente todos los países de la región. De ser una región muy rentable en comparaciones internacionales, todo indica que esta crisis lleva dichos número a una convergencia internacional, quizás mientras dure la crisis al menos.

Esta federación considera que en los actuales momentos el monto del patrimonio y su debido respaldo a los riesgos de crédito así como a los depósitos de los ahorradores, resulta ser el faro más importante para navegar en medio de la crisis actual. Es difícil aventurarse a decir, como se verá afectada esta capacidad de crediticia, una vez que la vacunación y el contagio se reduzcan. Sin embargo, resulta razonable pensar que la capacidad de crediticia del sector en la región es adecuada. Claro está que las secuelas en riesgo financiero y análisis de los nuevos proyectos de empresas y hogares van a ser examinados con mucho cuidado por parte de los administradores bancarios. Igualmente, muchos proyectos no solo requerirán de crédito, sino que será necesario tener capital fresco para inyectarle a las empresas. En ese sentido urge que los proyectos de ampliación/modernización de los mercados de capitales. Es ingente que las alternativas de financiación empresarial se expandan; bonos, capital de riesgo, capitalizaciones, ofertas públicas son una necesidad.

Conozca aquí el informe completo la edición #21 del Informe Trimestral Económico Bancario Regional, el que aborda los siguientes temas

  1. Las condiciones financieras globales. Un aspecto sobre el retorno de la inflación en EEUU y quizás en América Latina según algunos datos que se van consolidando en la región. 
  2. La pandemia y sus efectos en la contracción económica para los meses de abril marzo y mayo de 2021. 
  3. Algunos obstáculos para la vacunación en el mundo y en América Latina
  4. Los resultados de los bancos mas grandes del mundo en Wall Street y su comparación con el desempeño de los bancos latinoamericanos que cotizan en Wall Street.