Buy Now, Pay Later (BNPL) “Compre ahora y pague después” al banquillo V

Sea el momento de entender mejor esta tendencia que se ha convertido en un tema candente en el mundo financiero, la que tiene tantos adeptos, como detractores.

¿Qué son? Los esquemas BNPL actúan esencialmente como préstamos sin intereses, permitiendo comprar en cualquier comercio online, mediante tarjetas virtuales, en su versión de un solo uso o botón de pago, entre otras formas.

El BNLP, además de favorecer a los comerciantes con mayores tasas de conversión (compras/visitas), no requiere la integración del comercio, dificultad que hasta ahora ha significado una barrera para la profundización de las plataformas de medios de pago y financiación.

Al igual que las tarjetas de crédito, si no se realiza el pago del BNPL a tiempo, genera recargos por pagos atrasados

  Para José Pablo Gil, director de Desarrollo de Negocios, de la compañía de Indra, Minsait Payments Región Andina, la adopción del Buy Now, Pay Later (BNPL), se constituye en una alternativa de pago y financiación que impulsa la acelerada convergencia entre el comercio minorista y la tecnología financiera, como quiera que está perfectamente integrado en el momento y la experiencia de compra con un enfoque nativo digital, lo que repercute directamente en mayores tasas de conversión para el comercio.

El país donde BNPL ha logrado mayor popularidad hasta el momento es Suecia (seguido por Alemania), donde representa una cuarta parte de todos los pagos de comercio electrónico (25%). A nivel mundial, mientras los esquemas de BNPL representaron solo el 0,4 % de los pagos de comercio electrónico en 2016, en 2019 se cuadruplicaron al 1,6 % y en 2020 se situaron en el 2,1 %. En Colombia se estima que el BPNL solo represente el 1%.

El Futuro de las finanzas para las nuevas generaciones de consumidores

 Para Anda Kania, quien fuera Editora en jefe del medio especializado en medios de pago y comercio, The Paypers, en general, tres variables hacen que los servicios de BNPL sean hoy diferentes a los de hace décadas: son totalmente digitales, de fácil acceso y cero intereses (la mayoría).

  ES TENDENCIA “Esta modalidad atrae en mayor medida a personas que no tienen historial crediticio y a quienes nunca han usado tarjetas de crédito, lo que los hace muy atractivos para la Generación Z”, explica Jimmy Fongm, Chief Commercial Officer de la compañía londinense SEON, especializada en herramientas contra el fraude.

Si bien en un principio el BNPL fue apodado como el futuro de las finanzas millennial y Gen Z (los zoomers), realmente los mayores de 25 años, hasta los 44 años, lo usan en igual proporción. De todas maneras, el BNPL está diseñado para todo tipo de poblaciones que se encuentran más cómodas con el débito que con el crédito.

Según la encuestadora Ascent, la razón más común por la que las personas usan BNPL es para realizar compras que de otro modo no se ajustarían a sus presupuestos; desafortunadamente la flexibilidad que ofrece BNPL es a su vez su mayor peligro, llevando así a las personas a comprar cosas más allá de sus posibilidades, y por ende a sobre endeudarse. Otras razones populares incluyen evitar pagar intereses de tarjetas de crédito (36,92 %) y pedir dinero prestado sin tener que pasar por una verificación de crédito (24,73 %).

Del boom del 2021 a la prueba de fuego en 2022

Al presenciar como cada vez más jóvenes de todo el mundo se alejaban de las tarjetas de crédito y los bancos tradicionales, a favor de BNPL, varios gigantes se han ido uniendo a este negocio. Si bien en 2021 fue todo un boom, en 2022, las cosas no han salido como se esperaban.

En agosto del 2021, Square, la compañía líder de pagos adquirió el grupo australiano de BNPL AfterPay por $ 29 mil millones. Con menos de un mes de diferencia Amazon introducía en su marketplace en Estados Unidos la solución de financiación de Affirm. En septiembre de 2021, PayPal anunciaba la adquisición del Unicornio Japones, Paidy proveedor de «Buy now, pay later», negocio en el que Paypal ya había incursionado antes a través de BilMeLater. Ya antes Discover Financial Services había invertido 30 millones de dólares en el proveedor de pagos BNPL Sezzle, para integrarlo en la su red de tarjetas.

Por si fuera poco, el pasado mes de junio, Apple anunció su incursión en este mercado, con su propio servicio, Apple Pay Later, que estará disponible con el nuevo software iOS16 y estará integrado en la app Wallet. Sin embargo, es bien sabido que se cumplen tres años de Apple Card, la tarjeta de crédito que Apple presentó junto con Goldman Sachs como impulsor de sus plataformas de pago, sin que haya salido más allá de Estados Unidos y en realidad sin nada relevante para destacarse sobre el resto.

También ya comenzamos a ver como las firmas globales de BNPL, han comenzado a incursionar en latinoamerica, siendo una de las primeras, la australiana ZIP que ya opera en México, desde hace un año.

Una de las últimas movidas en el mercado BNPL, es la del banco panafricano de microfinanzas Carbon Finance, quien ha elegido al software de infraestructura bancaria con sede en Alemania, Mambu, para el lanzamiento de Carbon Zero, su nuevo producto Buy Now, Pay Later.

Por su parte, parece que por fin los bancos comenzaron a entender la importancia de no dejarse coger más ventaja de los proveedores de servicios globales de BNPL como Klarna, PayPal o Affirm.

Según Dilnisina Bayel, director general – Líder de Crédito, Europa de la consultora Accenture: “Los bancos que quieren aprovechar la oportunidad de BNPL actualmente están probando algunos enfoques diferentes. Algunos están ofreciendo modelos uno a uno con comerciantes específicos, por ejemplo, TD Bank proporciona BNPL para el fabricante de equipos de fitness NordicTrack; mientras que otros están creando modelos que les permiten actuar en segundo plano detrás de las propuestas de BNPL, por ejemplo, Westpac tiene un acuerdo BaaS con Afterpay; o están aprovechando a otros jugadores para crear ofertas diferenciadas, por ejemplo, Royal Bank of Canadá se asoció con la empresa de pagos digitales Bread para crear su oferta PayPlan”.

Según datos del informe “The Future of Financial Service Report”, publicado recientemente por YouGov, el 17% de los usuarios a nivel mundial aseguraron que tienen intención de usar este sistema en los próximos doce meses. El estudio, que ha tenido en consideración las respuestas de 20.000 consumidores en 18 mercados diferentes en el mes de diciembre del año pasado, analiza el panorama financiero global actual e identificar la adopción global y la confianza en los servicios nuevos y emergentes.

Sin duda ha sido significativo el crecimiento que experimentó el mercado global del BNPL en 2021. En su XI Informe de Tendencias en Medios de Pago, Minsait Payments, proyecta que, en el año 2025, alcance un valor transaccional global de US$680.000 millones.

Bank of America es aún más ambicioso al declarar que es probable que el mercado de estas aplicaciones crezca entre 10 y 15 veces para 2025 para procesar eventualmente USD 650 mil millones - USD 1 billón en transacciones.

Según lo resalta Anda Kania Lead Editor for Payments and Commerce, The Paypers: “se puede observar que mientras hace unos años Australia y Suecia fueron los principales mercados en esta área, ahora, el Reino Unido y los EE. UU. se están poniendo al día. Respecto al GBP, el BNPL equivale a alrededor de 9.6 mil millones en gasto anual en el Reino Unido, mientras que en los EE. UU. representó casi USD 20 mil millones en 2019”.

Financiación del Comercio en Colombia ¿Dónde poner el Foco?

Mientras que el Buy Now Pay Later es un fenómeno muy presente en EE. UU., y muchos países de Europa, altamente bancarizados, en Latinoamérica este fenómeno todavía es incipiente y en parte motivado por la dificultades asociadas al proceso de evaluación de riesgo crediticio de los no bancarizados.

Si bien es un método de pago emergente en América Latina, aunque con algunas variaciones en sus modelos de negocio, ya incluye proveedores como Addi, Kueski Pay, Zip y VirtusPay.

Una de las más recientes incorporaciones al mercado latinoamericano de NPL es la del unicornio Ualá, quien acaba de adquirir Ceibo Créditos, Fintech argentina especializada en el modelo “compra ahora, paga después".

En opinión de Rodolfo Reyes, coordinador del Grupo de Operaciones del Comité de Tarjetas de la Asociación de Banco de México, “Si antes las promociones de meses sin intereses estaban acotados a determinados comercios en alianza con algunos emisores, hoy la apertura de la operativa BNPL es total, motivada por los grandes Marketplaces y del agrado de muchos emisores que buscan ofrecer un servicio adicional al cliente y romper la hegemonía de algunos grandes emisores”.

Particularmente en Colombia, la figura de BNPL sin intereses, no es una modalidad muy usada, quizá también por lo poco conocida, con menos del 1% de participación en las compras del comercio de bajo monto, sin embargo, en la financiación del comercio como un todo, operan muchas compañías crediticias altamente especializadas soportadas en tecnología.

Kenneth Mendiwelson, fundador y presidente de Fintech Referencia, especializada en financiación en punto de venta y presidente de la Junta Directiva de Refinancia, explica: “Lo más importante es entender que financiación en punto de venta tiene digamos que dos grandes categorías: la primera es una categoría de financiación a corto plazo, de 0 y 3 meses, donde no se cobra intereses al cliente final, solamente es el comercio quien hace un pago por el servicio; la otra categoría es financiación en punto de venta largo plazo, a 12 meses, 24 o 36 meses; normalmente tiquetes más altos, generalmente más altos de un millón de pesos, además de eso si tienen tasa de interés al cliente final y un fee del comercio.

 Para Kennet Mendiwelson, los modelos de negocio de financiación del comercio tienen tres componentes fundamentales, que resultan vitales a la hora de poner el Foco en este negocio: “el primero, la capacidad de distribución a través de los comercios con una red potente, como la nuestra que es amplia a través de la relación que tenemos con Fenalco; la segunda es la calidad del riesgo crediticio; la administración de riesgo crediticio es fundamental, esto no olvidemos que es crédito, y si bien debe ser conveniente, digital y rápido, tiene que tener una buena calidad de riesgo crédito, con lo cual las perdidas esperadas deben estar controladas y dentro de los targets, y para eso se necesita una gran habilidad de recuperar y administrar esa cartera; por eso la relación de Referencia con Refinancia es tan valiosa, porque Refinancia es quien le hace toda la administración y recuperación de la cartera que coloca Referencia.

El producto bandera de Referencia es “Listo Pago a Plazos”, créditos entre 6 y 36 meses, con tasa de interés a cliente final, digital, en minutos; casi que en segundos se aprueba, pero todos esos créditos los administra Refinancia con una calidad absolutamente extraordinaria, entendiendo que Refinancia administra más de 3 millones de clientes en total; un importante grupo de esos clientes son los de “Listo Pago a Plazos”, de Referencia. Y lo tercero es el Fondeo, si no hay fondeo no hay negocio; entonces el trabajo grueso de una entidad, de una fintech como Referencia que financia un punto de venta, es el de tener asegurada toda una estructura detrás de bambalinas de fondeo, ya sea con fondos de inversión, con bancos o con otras entidades especializadas en fondear este tipo de activos”.

Sin duda, el permitir aplazar o escalonar el pago de un producto en el momento de la compra y sin intereses, exige una mayor destreza en la evaluación de la solvencia del cliente en tiempo real para estos pequeños montos, lo que deriva que las compañías de BNPL, tengan modelos operación digital muy potentes y de inteligencia de clientes. Es así como en estos modelos de negocio, la data alternativa se constituye en un factor diferenciador, según lo explica José Pablo Gil, de Minsait Payments.

También lo considera así Heye Guo, CEO de Oplay Digital, operador de la tarjeta de crédito mexicana NanoPay, quien complementa: “enriquecemos nuestros modelos de riesgo y prevención del fraude con herramientas tecnológicas como IA y Machine Learning de las que somos nativos, herramientas que los bancos tradicionales no tiene tanta flexibilidad y capacidad de desplegar e integrar”.

Por su parte, Dilnisina Bayel, director general – Líder de Crédito, de Accenture Europa resalta la congregación como otro foco del negocio: “BNPL da como resultado indirectamente la formación de un mercado comercial virtual en torno al proveedor de BNPL. Esto crea un cierto nivel de atracción de clientes, lo que desencadena la lealtad de los comerciantes hacia el proveedor de BNPL”.

¿Termino la fiesta?

El mayor proveedor de BNPL del Reino Unido, Klarna, ha visto duplicarse su base de clientes en menos de dos años, saltando a 15 millones a partir de noviembre de 2021. Sin embargo, Klarna en la actualidad enfrenta un duro fenómeno de desvalorización. Se dice que la fintech sueca que ocupaba el puesto de la startup más valorada de Europa, afrontó el pasado mes de julio una ronda de inversión que redujo su valoración a US$ 6.500 millones, 85% menor a la reportada en junio del 2021.

  Grant Halverson, experto financiero, CEO y Managing director de McLean Roche, empresa con sede en Australia, ha sido un gran crítico del modelo BNPL. Para Halverson: “Las aplicaciones BNPL son máquinas de quemar efectivo para los inversores, sin ganancias a la vista” y añade: “46 aplicaciones fintech globales han acumulado pérdidas que superan los 6.500 millones de dólares y siguen subiendo” Sin duda otro de los grandes desafíos para el BNPL es el de lograr rentabilidad. Según explica Grant: “ninguna de las aplicaciones de BNPL obtiene beneficios”:

Otro de los retos que resalta Halverson, es el de lograr escala: “las aplicaciones de BNPL son muy pequeñas; las ventas totales en 2021 son de solo US $ 138 mil millones con 'Pay in 4' por un valor de US $ 79.3 mil millones en cinco mercados principales: Australia, Alemania, Suecia, Reino Unido y EE. UU.”

Con la creciente inflación, ahora se ha sumado otra dificultad: el problema de tasas de interés en aumento: “BNPL debe financiar la brecha entre pagar a los comerciantes y ser pagado por los consumidores, pero tiene ingresos fijos, ya que las tarifas de los comerciantes dominan los ingresos, lo que dificulta los aumentos de costos con nuevos ingresos sin cobrar a los consumidores”. Explica Halverson.

Según cuentas de Halverson: “en marzo de 2021, las acciones de BNPL tocaron brevemente los $ 86.5 mil millones en capitalización de mercado, hoy menos de $ 1 mil millones. Eso es $ 85 mil millones que se esfumaron, sin posibilidad de repetir esta burbuja”.

A las preocupaciones de Halverson, se suma el riesgo de fraude al que están mayormente expuestos los modelos BNPL. Según explica Jimmy Fongm Chief Commercial Officer de la compañía londinense SEON, especializada en herramientas contra el fraude: “las cuentas BNPL de los consumidores se están convirtiendo en lucrativos objetivos de fraude, ya que los estafadores utilizan BNPL para robar las identidades de las personas y eludir las defensas contra el fraude en un ataque de "caballo de Troya", un término acuñado por Karisse Hendrick , directora de Chargelytics Consulting”.

Por si fuera poco, los nuevos anuncios de regulación que se vislumbran en países como Reino unido, Australia o EE. UU. donde ya se comienzan a hablar sobre la necesidad de mitigar el riesgo de endeudamiento excesivo por parte de los consumidores de estos modelos, resulta un variable de freno al crecimiento de esta industria.

¿Hacia dónde evoluciona el BNPL?

Son muchos los que le siguen apostando a los modelos de BNPL, argumentando que el 2022 está siendo difícil para todos, y no es más que un momento de coyuntura, por el que pasan todas las Fintech y entidades financieras. Lo cierto es que las grandes compañías de BNPL, se preparan para incorporar mejores y más potentes elementos diferenciadores, que los haga realmente distintos, más allá de la capacidad de dividir los pagos en partes iguales con el beneficio de pagar después, tarea en la que los servicios financieros integrados con otros servicios como salud, seguros, recreación y turismo serán claves, además de la incorporación de tecnología blockchain. Incluso su expansión al mercado de las criptomonedas no debe estar muy lejos.

Lo que es cierto, es que las compañías globales de BNPL tienen en la mira un modelo de negocio evolucionado de mayor potencia: “convertirse super-app con el objetivo de convertirse en el punto de venta único desde el que puedan ofrecer a los consumidores una experiencia de compra, servicios financieros y pagos integrada y personalizada”, lo explica José Pablo Gil, director de Desarrollo de Negocios, de Minsait Payments Región Andina.

DESCARGA AQUI EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA PÁGINA 50 DE LA EDICIÓN IMPRESA