La Superfinanciera imparte Instrucciones para la constitución de mayores provisiones por riesgo sobre la cartera de consumo

Compartir en: 

Nace el factor “k”, para reconocer el riesgo por el mayor apalancamiento de los deudores dentro del cálculo de la pérdida esperada en el modelo de referencia para la cartera de consumo.

Con el fin de reconocer la potencial afectación de la capacidad de pago de los deudores ante el actual contexto económico, marcado por desaceleración económica e inflación persistente, entre otros factores, la Superintendencia Financiera de Colombia, encontró necesario que las entidades crediticias apropien recursos para afrontar la eventual materialización de estos riesgos con el fortalecimiento de sus provisiones ante el deterioro de la cartera de consumo que se vislumbra. 

Es así, como en Circular externa 026 de noviembre 29 de 2022, la Superintendencia Financiera de Colombia, impartió instrucciones a los establecimientos de crédito vigilados, para la constitución de provisiones por riesgo sobre la cartera de consumo, y de esta manera se garantiza la salud financiera del sistema y se continúa promoviendo el crecimiento sano y sostenible de la cartera de consumo. 

Una de las novedades la nueva circular, respecto al cálculo de la pérdida esperada en el modelo de referencia para la cartera de consumo, es la incorporación de un nuevo factor, el factor “k”, cuyo objetivo es el de reconocer, cuantificar (para luego cubrir mediante nuevas provisiones)  el riesgo por el mayor apalancamiento de los deudores. 

El nuevo factor "K", se entiende como un factor de ajuste que busca reconocer el riesgo asociado al incremento en el nivel de apalancamiento de los deudores con plazos mayores a 72 meses. Este factor no será aplicable a los créditos de libranza otorgados a pensionados, ni a los segmentos de Tarjeta de Crédito y Rotativo. 

Exige la nueva circular, que las entidades reconozcan dentro de las provisiones individuales de consumo, el riesgo asociado al mayor apalancamiento a plazos más largos de los deudores de consumo. Adicionalmente, las entidades vigiladas deberán reconocer una provisión general adicional por riesgo para la cartera de consumo, cuando sus propios análisis de riesgo así lo determinen.

En consecuencia, a partir de la fecha, los establecimientos de crédito deben efectuar un análisis prospectivo del potencial deterioro en la cartera de consumo, tomando en consideración como mínimo dos  factores principales: 

- El posible incremento en los niveles de incumplimiento de los deudores derivado de sus condiciones idiosincráticas y de la afectación ante eventuales cambios en el contexto macroeconómico, 

- El potencial uso de los cupos contingentes por el impacto en el ingreso ante la desaceleración económica.

De acuerdo con los resultados que se deriven de este análisis, las entidades que identifiquen la necesidad de reconocer de forma prospectiva este riesgo, deben constituir una provisión general adicional que incluya, como mínimo: (i) el saldo de la cartera de consumo, y (ii) el valor estimado del potencial uso de los cupos contingentes, como consecuencia de la coyuntura económica. Esta  provisión deberá constituirse a más tardar al 31 de diciembre de 2022.

Explica la SFC que esta provisión se podrá utilizar para compensar el gasto de provisiones individuales neto de recuperaciones que se genere por el rodamiento de los deudores de la cartera de consumo a categorías de mayor riesgo en los meses posteriores a su constitución. En ningún caso, el gasto generado por la constitución de esta provisión podrá sufragarse con el saldo de la provisión individual asignada por riesgo, ni del componente contracíclico.

También exige la circular que dicha provisión deberá ser aprobada por la Junta Directiva. Sin embargo aclara que no requiere aprobación de la Asamblea 

VIGENCIA:

Desde la fecha de su publicación, es decir desde el  treinta de noviembre de 2022, comenzó a regir la Circular externa 026 de noviembre 29 de 2022, con excepción de la instrucción primera que se refiere a la incorporación del nueva factor "K" en el cálculo de la pérdida esperada en el modelo de referencia para la cartera de consumo que será aplicable a los créditos de consumo que sean originados, desembolsados, modificados, reestructurados o adquiridos a partir del 1 de enero de 2023.Respecto al reconocimiento contable de esta provisión se debe utilizar el código del Catálogo Único de Información Financiera “149815 - Provisión General Cartera de Consumo”.

En concreto la nueva circular Modificar el numeral 5 del Anexo 5 del Capítulo II de la Circular Básica Contable y Financiera (CBCF) correspondiente al cálculo de la pérdida esperada en el modelo de referencia para la cartera de consumo con el fin de incorporar un factor “k que reconozca el riesgo por el mayor apalancamiento de los deudores.

Además modifica el numeral 2.5 del Anexo 1 del Capítulo XXXI “Sistema Integral de Administración de Riesgos (SIAR)” de la CBCF, de conformidad con la instrucción primera de la nueva Circular.

Las modificaciones al CAPITULO XXXI SISTEMA INTEGRAL DE ADMINISTRACIÓN DE RIESGOS (SIAR)  se concentran en su Página 7.

 

DESCARGUE AQUÍ EL  Anexo V – Modelo de Referencia para Cartera de Consumo - MRCO - Circular Externa  026  de 2022    Noviembre de 2022