Prestadero, modelo de financiamiento colectivo que sobresale en el mundo del P2P en México

Gerardo Obregón, Director General Prestadero, es ingeniero químico, que se adentró en el mundo Fintech cuando decidió en 2011 constituir una plataforma de financiamiento colectivo en México. A largo de sus casi 6 años de operación ha gestionado más de 10 millones de dólares en créditos otorgados. Además, cuentan con más de 165 mil usuarios registrados en la plataforma, incluyendo prestamistas. Ciclo de Riesgo conversó en Ciudad de México con Gerardo Obregón, sobre los pilares diferenciadores que soportan este exitoso modelo de Financiamiento Colectivo 100% digital.

Con el contexto que se avecina, ¿cómo vislumbra el financiamiento? Colectivo en este 2017?

El producto del financiamiento colectivo, dependiendo hacia quién va dirigido; se define como un grupo de personas que aportan a un proyecto financiero, ya sea un Crédito o capital; por lo tanto, estimo que donde más podría pegar es en las tasas que tenemos que son las más bajas del mercado para préstamos personales sin garantías. El crédito tiende a crecer en época de bonanza pero cuando viene alguna recesión o ajuste en las economías es cuando se mide realmente tu validez de algoritmo en procesos de cobranza; 2017 será un año complicado donde los otorgantes de crédito tendrán que ser muy cuidadosos, anticipo que los Bancos serán mucho más restrictivos y eso puede ser una oportunidad de negocios para los pequeños jugadores que otorgan crédito de manera alternativa o con distintos requisitos.

En esta coyuntura ¿cuáles son las ventajas de otorgar crédito de manera alternativa?

Las ventajas son muy claras y las hemos visto desde el principio; de entrada tienes mejores tasas que el propio Banco; un crédito personal sin aval y sin garantía que empieza en 9 % anual es único en su especie. Por otro lado, tramitas todo en línea, lo que te permite no salir del trabajo para ir a pedir un crédito y hacer filas en un banco. Otra gran ventaja es que puedes ver todo el ciclo del crédito en tu portal sin ninguna restricción, mucha gente pasa por alto esto pero muchas veces los usuarios no saben ni cuanto le deben al Banco hasta que llega su estado de cuenta o hasta que navegan el laberinto del Call Center de la institución. Con nosotros puedes ver tu estado de cuenta todo el tiempo, puedes descargar tus contratos e incluso ponemos un link donde le damos la opción al usuario de liquidar su crédito a tiempo y no solo eso, les mostramos los números para que sepan cuanto les falta para liquidar y cuanto se podrían ahorrar en intereses si lo hacen.

¿Cómo se gestiona el riesgo en un modelo de tanta flexibilidad para el usuario?

Hemos visto en este tipo de modelos en todo el mundo que el riesgo percibido es mucho mayor al real, simplemente porque no somos institución física o tal vez porque los requisitos en esta plataforma son más sencillos se cree que tenemos más riesgos, la clave es ser muy estrictos desde el análisis de crédito. Aprobamos menos del 10 % de las solicitudes que recibimos en nuestro portal, que es un número muy inferior, en comparación con otras instituciones de este rubro. Prestar es fácil y lo complicado es cobrar, pero se puede hacer si inicias con un buen análisis de crédito. El mejor indicador de la respuesta al riesgo es nuestra cartera vencida que esta en 5.15% al día de hoy, la medimos tomando en cuenta todo el capital vencido de más de 90 días de mora sobre el total otorgado histórico, el vencido nunca baja a menos que recuperemos dinero de esos créditos. Además nuestros datos son públicos y se actualizan en tiempo real y cualquier usuario lo puede ver en nuestra página de estadísticas.

Al ser una plataforma en línea ¿qué tanto permea en este sector la morosidad?

 Esa es una percepción que se tiene sobre este tipo de negocios pero nuestros procesos de selección no son muy diferentes de otras instituciones, si consultamos el historial crediticio de una persona y si han fallado aunque sea un solo pago de cualquier monto, lo rechazamos. Nuestros prestamos son con tasas preferenciales por lo tanto solo otorgamos crédito a las personas que han comprobado con su historial que han sido buenos pagadores y que tienen un nivel sano de endeudamiento. Pedimos su nivel de ingresos y documentación digital, validamos correos electrónicos, referencias, teléfonos etc. Después de que se otorga aunque hacemos créditos sin avales ni garantías tenemos visitas domiciliarias y hemos logrado exitosamente a través de este modelo demandar y embargar. Entonces, el hecho de no tener garantías y avales no quiere decir que no podamos recuperar a través de procesos judiciales.

Hablemos de los clientes

 Prestadero, tiene dos tipos de clientes, el que quiere crédito que solo necesita entrar al página de internet (prestadero.com) registrarse y solicitar bajo los requisitos de comprobar ingresos, tener una cuenta bancaria y buen historial crediticio. Nuestro otro cliente es el prestamista, que presta dinero a los créditos que ya aprobamos. El prestamista se lleva la tasa de interés del crédito menos una comisión del 1%, esto es así porque en Prestadero solo somos comisionistas, hacemos toda la gestión del crédito, por lo tanto es una forma muy segura de prestar dinero, lo que permite el modelo es la diversificación masiva de tus fondos.

Estrategias a implementar para generar un incremento en el otorgamiento de crédito

 Para mí es a través de empresas Fintech, por nuestra naturaleza. Si observamos, podemos constatar que han habido ya muchos cambios en regulaciones, estructura, mercados, etc., y seguimos en niveles bajos de otorgamiento con respecto a otros países. El acceso al crédito ha crecido pero no lo suficiente; no ha generado esa explosión que esperamos, y creo que la manera de llegar a las personas tiene que ser de una forma eficiente, y la Internet ayuda. La nueva ley Fintech que se avecina puede ayudar a que este crecimiento suceda, y está comprobado que se pueden hacer análisis de riesgo desde plataformas online, que no necesitas que el usuario vaya, y sobre todo, que no se necesita poner sucursales en pueblos o ciudades donde no es rentable estar.

 La ley Fintech ha abierto un gran debate ¿cuál es su visión sobre esta ley?

Considero que esta ley debe tener dos objetivos principales: proteger a los usuarios de las plataformas de crédito y permitir la competencia leal entre plataformas. Esos son los principales objetivos de esta ley y hay que reconocer la buena disposición de los involucrados que estamos navegando sobre un sector nuevo, obviamente pueden existir errores y no será perfecta desde su creación y por ello es necesario basarla en regulaciones existentes de otros países, tomar sus buenas prácticas e ir modificando conforme vaya funcionando y la industria lo solicite. Es muy importante que la regulación no prohíba o mate el ecosistema, debe entender que es nuevo y el pobre análisis en leyes puede enterrar a muchos jugadores.

El futuro en el sector financiero Fintech, ¿qué viene para ellas?

El éxito vendrá para aquellas Fintech que puedan atraer usuarios de forma barata para que soliciten crédito bajo solicitudes simples pero que te dé el balance para hacer un análisis correcto, un equilibrio entre información asertiva y sencillez.

¿Dónde reside el principal riesgo en este tipo de operaciones?

Nosotros analizamos dos vertientes del crédito, una de ellas es la identificación del usuario donde tenemos mucho camino avanzado, incluso en algunas ocasiones somos más exitosos validando esta información por nosotros mismos que teniendo al usuario presente. La otra vertiente tiene que ver con la calificación crediticia que tiene varios factores que determinan la prontitud del pago, usamos un algoritmo para determinar si puede ser sujeto de crédito y la tasa de riesgo, pero lo que más hemos visto que pronostica el comportamiento de pago y que nunca nos falla es consultar la información en Buró de Crédito, ir al historial crediticio.