Actos administrativos dispares sobre e-factura y e-factoring

Compartir en: 

EDUARDO RINCON HERRERA - Presidente Ejecutivo Asofactoring - Medellín septiembre 2 de 2020

Tan pronto se tuvo conocimiento del texto del Decreto 1154 de 20 de agosto de 2020, sobre E-Factura y E-Factoring, se investigaron los antecedes de las disposiciones allí reguladas, y del análisis de ellas, se concluyó:

a) El reglamento administrativo en cita, omite de forma inexplicable, tratar la transición del REFELque se creó por medio del Decreto 1349 de 2016, lo que es imperdonable, toda vez que inutilizado dicho mecanismo por ausencia de proponentes para contratar el manejo del mercado de facturas electrónicas, aconteció un sorpresivo giro institucional, esta vez originario del Ministerio de Hacienda, que recoge el 100% de la iniciativa de administrar el mercado digital de E-Facturas, desde la plataforma electrónica de la DIAN, similar al SII de Chile, conocido entre nosotros como el RADIAN.

b) Este cambio es manejable y se explica habida consideración de que el Estado colombiano, igual que el chileno, todo lo puede, pero haciendo las cosas en orden.

c) En MINCOMERCIO, se pudo establecer que el Decreto 1154 de 2020, que hicieron llegar fue elaborado en la oficina jurídica del MINHACIENDA con base en un proyecto que elaboró la DIAN.  Se omitió que el comercio y todos sus derivados, es una actividad que no está a cargo del Ministerio de Hacienda sino de este último, o sea el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, según el estatuto administrativo nacional.  Pero, ese es problema menor.

d) En medio de este galimatías, y para no afectar la institucionalidad del Estado, nosotros le sugerimos a la Dirección de Regulación Económica del MINCOMERCIO en derecho de petición, que, habiendo quedado en receso el REFEL, en gracia de discusión es mejor aceptar como un hecho cumplido que el RADIAN, haga sus veces, pues de todas maneras se trata de lo mismo:

  • Administrar el Registro de facturas electrónicas.
  • Adquirente/pagador.
  • Certificados de información.
  • Circulación.
  • Cuenta de usuario.
  • Emisor de la factura electrónica
  • Factura electrónica como título valor
  • Manual  de funcionamiento de los sistemas de negociación electrónica (Existe legalmente): pero la Dirección de Regulación Económica, no ha provisto el reglamento interno que gobierne su existencia.  Por esta razón, es un pendiente que limita a las personas jurídicas que pueden oficiar en este campo, y que se olvidó en el último  Decreto.

e) El RADIAN no puede omitir que el Decreto 1349 de 2016, prevé la existencia de los Sistema de Negociación Electrónica, a los que solo les hace falta su reglamento, y por ahí es que se tienen que desenredar el nudo, porque nadie entiende que el RADIAN pueda funcionar sin la existencia dentro del mercado básico de E-Facturas E-factoring, previsto por el Decreto 1349 de 2016 precisamente para colaborar desde el sector privado en la tarea de materializar las transacciones entre proveedores, pagadores, cesionarios y entidades financieras que participan en el comercio de los títulos antes mencionados.  Esa es la base del sistema de facturas cuyo origen se inicia en “las plataformas electrónicas administradas por personas jurídicas que, mediante la provisión de infraestructura, servicios, sistemas, mecanismos y/o procedimientos electrónicos, realizan actividades de intermediación entre los tenedores legítimos y los potenciales compradores de la factura electrónica de venta como título valor”.

Como ya existen, lo que sigue ahora es asignarles funciones y regular su creación, organización, idoneidad, capital mínimo, responsabilidades, incompatibilidades e impedimentos, para que puedan estar en sintonía con los principios tutelares de la ética, financiamiento y buenas prácticas mercantiles.